MÁS VALE TARDE QUE NUNCA

Siempre he podido con todos los retos a los que me enfrentado. Los que yo me impuse y los que la vida me regaló. Regalo porque siempre hasta en la peor crisis se encierra una lección valiosa.

Pensando en los pecados capitales, me pregunté si la pereza sería el mío o simplemente el miedo a decidir y elegir entonces equivocarme. ¿Qué hubiera pasado, si hubiera trabajado de forma constante en el proyecto? Esa pregunta me da vueltas en la cabeza todo el rato y recuerdo que una amiga y compañera me decía siempre que me escondía tras el cómo y el envoltorio cuando tenía que dedicarme al qué, mi prioridad, mi objetivo, mi meta.

Ahora he vuelto a dar un paso atrás con la intención de dar un paso adelante pero, me he vuelto a encontrar con “problemas”… Creo que yo soy el principal. Y en los tiempos que corren, son muchísimas las personas que de cualquier lugar, clase social, biografía o situación actual están igual que yo bloqueadas, cansadas y frustradas.

Hoy me he decidido a escribir esto como otro compromiso más conmigo mismo y con vosotros. Me quedan 70 días para lograr lo que no sé cómo ni porqué, ahora no perderé el tiempo con eso, me ha llevado 9 años no diré pero sí, 5 y si miro atrás, situaciones similares ya se plantearon, cómo las resolví, si lo hice, ya no importa, quedaron allá, en el caso de que vuelvan a mi memoria, sólo les cederé espacio, si me sirven para corregir mi forma de ser y hacer actual y a mejorar mis propuestas y tareas.

Así que no eres la única persona que siente que se traiciona y por extensión, se autoengaña y en principio, también a los que le rodean, aunque mucha gente seguro que está viéndote con visión de rayos X y simplemente, piensan: ¡Qué pena! Cuánto talento y conocimiento desperdiciados.

Así que allá vamos, y de esta semana no pasa que me tiro a la piscina. Si he esperado a que esté fría, pues veré el lado positivo, de la terapia antiedad y antiarrugas criogénica. Y esa es otra arma valiosa: el humor…, permite aflorar la pena un rato, así como la frustración. Pero practica de forma diaria el optimismo y la risa. Alargan la vida y la mente se relaja y funciona óptica-mente 😉

70 y contando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .